-
-
-

19 enero 2011

Intel planea equipar dispositivos móviles con Windows Phone 8

Ante el dominio imperante en el mundo de los procesadores de telefonía móvil de la arquitectura ARM, Intel comienza a mover sus piezas para que sus x86 de bajo consumo no se pierdan este tentador negocio de lucha de gigahercios en años venideros, y como os adelantábamos ayer, no hay mejor aliado para ellos que Microsoft Windows, al igual que ocurre en el mundo de los ordenadores.

En palabras del CEO de intel, Paul Otellini, “Intel estará preparada para hacer correr la siguiente versión de Windows para dispositivos móviles a través de sus procesadores de más bajo consumo, basados en Atom”. Algo que actualmente aún no han conseguido por problemas de consumo energético elevado en esta gama de procesadores.

El propio Paul Otellini habla usando literalmente el nombre Windows 8, para el que aún quedan casi dos años en principio. La rigidez de Windows Phone 7 respecto a las aplicaciones de terceros y su acceso a librerías propias es uno de los factores que lo hacen portable de forma independiente de la arquitectura sobre la que trabajen, ya que Silverlight o XNA son las capas funcionales por encima.

En cualquier caso, el Presidente de la división de Microsoft Windows, Steven Sinofsky, deja claro que Windows Phone 7 está enfocado a dispositivos móviles de pantallas de pequeñas dimensiones, mientras que Windows 7 es la solución para pantallas de mayor tamaño (aproximadamente 7 pulgadas en adelante). Intel, al igual que Windows Phone, llega un poco tarde a esta batalla de sistemas operativos, y puede que dependa de Microsoft que se quede en los tablets o llegue hasta los móviles en sucesivas versiones.